El equilibrio de los Espacios Corporativos

Dedicamos la mayor parte de nuestro día a nuestro trabajo, pueden ser 7 u 8 horas, incluso más si nos inspiramos y decidimos dar esa milla extra para que el proyecto quede perfecto. Es por ello que mucho de ese tiempo lo compartimos con nuestros compañeros de trabajo, intercambiando ideas, nuevas experiencias e incluso algunas de nuestras mejores vivencias.

Oficinas Pepsico, Guatemala. 

Es por ello que ha surgido la importancia de crear espacios abiertos dentro de las oficinas y las áreas corporativos. De hecho, la última tendencia según Studio Domus es la de crear una convergencia entre los espacios abiertos y privados, esto con el fin de fomentar la convivencia entre los colaboradores de una organización, así como proveer de privacidad para los momentos de concentración.


Espacios abiertos, ideas abiertas

Oficinas Puma Energy, Guatemala

Una de las mayores ventajas de trabajar en espacios abiertos es la colaboración y comunicación que se genera entre los miembros del equipo de trabajo. A su vez la convivencia mejora y se rompen esas barreras jerárquicas que aquejan a los directivos o jefes, permitiendo una mejor comunión entre todos los colaboradores.

 

Sin embargo, en los últimos años esta tendencia se ha manifestado con tanta fuerza, que muchos espacios corporativos se han convertido en un espacio abierto en su totalidad, creando un nuevo problema; ruido y desconcentración.

 

Es por ello que se da la nueva tendencia del balance entre espacios abiertos y cerrados, ya que como todo en la vida, nuestro día se compone de momentos o etapas, a veces necesitamos trabajar en equipo y comunicarnos, y otras veces necesitamos concentración y privacidad.


Espacios cerrados, mayor concentración

Oficinas Spectrum, Guatemala

Los espacios cerrados son excelentes para la privacidad y la concentración. Para tomarte un respiro y poner a trabajar tu cerebro al máximo. Te aíslan del ruido y te dejan a solas con tu inspiración. Un diseño de espacio corporativo debe incluir este tipo de áreas, las cuales es aconsejable dejar disponibles a todos los miembros de la empresa, ya que todos necesitamos de esos períodos de tiempo para generar mejores resultados en nuestras tareas.

 

 

Estos espacios deben diseñarse para ser opcionales, no ocupacionales, es decir, que no sea el lugar u oficina asignada para alguien, sino un espacio flexible que puede utilizarse por varias personas en períodos de tiempo distintos. Otra opción bastante útil es crear espacios flexibles, que puedan ser cerrados o abiertos con pequeñas modificaciones como abrir o cerrar una puerta de vidrio. 


Mayor convergencia, mayor productividad

Oficinas Fox Chanel, Guatemala

Está demostrado, según un estudio realizado por Herman Miller, una compañía pionera en diseño, que la solución más eficiente para los espacios corporativos es un balance entre los espacios abiertos y cerrados que permitan las dos dinámicas de trabajo, en equipo y en solitario.

 

 

La colaboración entre varias personas genera grandes resultados, así como la máxima concentración de una persona aislada. El reto está en lograr la combinación perfecta para que esto se vea reflejado en la productividad de una empresa.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Nando Lara (jueves, 29 septiembre 2016 22:12)

    Nave el articulo